«Si no entendemos que internet y las tecnologías son un bien esencial, se vulneran muchos derechos»


Amalia Cuesta es técnica de investigación en ámbito jurídico a Accem, Una entidad sin ánimo de lucro que trabaja con las personas en situación de vulnerabilidad. Entre las diferentes áreas de actuación está la investigación en brechas digitales aplicadas en diferentes colectivos. El Amalia Cuesta ha participado en elúltimo informe enfocado en menores y jóvenes extranjeros / as no acompañados / as y también ha trabajado con mujeres migrantes, entre otros.

¿Cómo es la situación actual en cuanto a la brecha digital?

En primer lugar, creo que es innegable que la pandemia nos ha posicionado en un lugar distinto del que pensábamos que estábamos. Antes, creíamos que la divisoria digital sólo afectaba colectivos más vulnerables, pero con la pandemia hemos visto que esto no es así.

Hemos visto que muchos alumnos no han podido seguir las clases porque no tenían ordenadores y con las tabletas o los móviles no se puede hacer lo mismo. En el entrada al móvil no se detecta tanto la brecha, pero sí las hay en las funcionalidades.

Pero durante la pandemia ha habido mejoras en la digitalización.

Es cierto que durante la pandemia sehan mejorado las competencias, Por una cuestión de necesidad. Hemos tenido que buscar herramientas fuera del mismo hogar, estableciendo alianzas y redes de apoyo para poder asumir todo lo que hemos hecho de forma digital.

Crees que esta mejora se mantendrá?

Tengo la sensación de que ya se ha estancado un poco, desgraciadamente. Durante la pandemia desde las entidades se ha intentado garantizar dispositivos en los hogares más vulnerables que no tenían entrada, pero esto no es suficiente. De qué sirve tener dispositivos, si no tienes un apoyo y un compañía para adquirir las competencias o si no tienes tiempo para practicar.

También creo que en algunas empresas se ha dejado de lado esta transformación digital que nos están vendiendo. La perspectiva de las brechas digitales debe estar presente en cualquier tipo de intervención. Se ha intentado solucionar la brecha de entrada, pero no sirve de nada si no se trabaja la alfabetización digital y se naturalizan las tecnologías.

«Cuando hablamos de brecha digital no podemos olvidar que estamos hablando de una brecha social».

Qué brechas digitales afectan más?

Cuando hablamos de brechas digitales siempre se hace referencia a las de entrada y uso. También existe la brecha de aprovechamiento, Que es resultado de las otras dos. Esta se refiere a los beneficios ya las oportunidades que nos pueden dar las tecnologías. Es decir, podemos tener entrada a un determinado dispositivo y en internet y tenemos ciertas competencias para utilizarlo, pero si no tenemos una percepción de utilidad clara, por ejemplo, no sabemos cómo hacer frente la desinformación o los peligros, es otra brecha.

Todas estas brechas también vienen determinadas por la brecha generacional, de género, barreras idiomáticas … Cuando hablamos de brecha digital no podemos olvidar que estamos hablando de una brecha social.

Es la brecha de aprovechamiento la más complicada de hallar?

Creo que sí. La primera debe ser el entrada, pero ahora estamos en un punto en el que la de aprovechamiento se debe trabajar. Hablar de ciberseguridad o de desinformación es parte de esta brecha. Se incorporarán nuevas formas de alfabetización digital para garantizar que podemos reducir este tipo de desigualdad.

Si empezamos a utilizar redes sociales y recibimos amenazas o estafas, hay una formación para tener una actitud crítica y saber cómo nos podemos comportar.

El último estudio se centra en las brechas digitales en menores y jóvenes extranjeros / as no acompañados / as. ¿Qué relación tienen con las tecnologías e internet?

Es raro que algún niño no acompañado llegue a España sin móvil, porque representa la protección o seguridad, les permite sincerarse con sus familias. Tener un móvil para ellos es cuestión de salud y bienestar emocional.

La integración aquí también pasa por tener un móvil. Es una manera de conectarte con tus amigos de origen y de destino.

El móvil está muy extendido, pero también tienen por la mano del uso de los ordenadores y conocen su potencial?

La percepción de utilidad de los móviles entre los jóvenes migrantes no acompañados era totalmente diferente de la de los ordenadores. Eran jóvenes vinculados a la formación profesional y en parte por eso los ordenadores estaban en un segundo plano, aunque con el confinamiento cambió esta relación.

En todo caso, cuando no tienes recursos t’apanyes con lo que puedes. Recuerdo que algunos hacían el currículo a través de aplicaciones del móvil. Para ellos elordenador era algo excepcional con la que se les daba apoyo si lo necesitaban, pero sentían que no tenían que aprender a utilizarlo. También es cierto que cuando hablábamos con chicos mayores, ex tutelados, reconocían que tener un ordenador les facilitaba la búsqueda de trabajo y de formación.

«Tener un móvil para ellos es cuestión de salud y bienestar emocional».

Se desconoce el uso más profesional que pueden ofrecer las tecnologías.

Creo que internet y las tecnologías se han articulado como una vía de comunicación, pero no se ha tratado la parte educativa i profesional. Creo que se debe topar de manera integral. Al igual que en cualquier proyecto se incorporará la perspectiva de género, es necesario incluir también la digital.

Es una parte fundamental del aprendizaje. Se debe tratar a los centros educativos, en los hogares, desde las entidades y las instituciones.

Precisamente, como ves la relación entre tecnologías y género?

Todo está atravesado por los roles de género. Espero que quede poco para que las mujeres podamos estar en áreas de conocimiento del ámbito tecnológico. Es un sector muy masculinizado, mientras que las mujeres seguimos con los trabajos de cuidadoras.

Creo que la cuestión del género afecta la brecha de aprovechamiento. Al igual que estamos expuestas en los ámbitos presenciales al machismo o la cosificación, también lo estamos en internet y todas estas experiencias negativas nos limitan a la hora de participar en las redes sociales. todo este acoso que podemos sufrir nos determinará en el uso que hacemos, porque tenemos miedo.

Como pueden determinar el futuro de los niños las brechas digitales?

Afecta en todo y no en el futuro, sino en el presente. Estamos hablando del derecho fundamental a la educación y durante la pandemia no siempre se ha garantizado. Muchos niños se han quedado atrás porque no han podido seguir las clases. Si esto lo sumas en todo tu proyecto profesional, siempre estarás detrás porque no tienes un entrada directo a estos dispositivos, no hay una familiarización, se tiene miedo de poder romper el dispositivo …

Hay que disponer de tiempo para tocar las tecnologías y poder hacerlo con intimidad y sin tener un entrada limitado a internet (lo que ocurre cuando accedes al wifi público, por ejemplo). Si no entendemos que internet y las tecnologías son un bien esencial, Se vulneran muchos derechos. Y si todo este aprendizaje no se tiene desde pequeño, te dificultará el resto. Es como el idioma, si no la aprendes de pequeño cuesta más.

Con todo esto, no podemos vivir sin internet y las nuevas tecnologías.

Por supuesto que no. En todo caso, podríamos sobrevivir. Pero no podríamos tener una calidad de vida, poder ceder a ciertos puestos de trabajo … Necesitamos internet porque es algo esencial. Tenemos que cambiar ya, la pandemia nos ha avisado y no nos podemos quedar atrás con este tema.



Publicación original

«Si no entendemos que internet y las tecnologías son un bien esencial, se vulneran muchos derechos»
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: