Una vez que se ha abierto una incidencia, por correo electrónico recibiremos el número de incidencia que nos han asignado. Conviene tenerlo localizado para actuar en caso de que la incidencia no se resuelva.

A través del web del espacio de soporte TIC podemos ver las incidencias que hemos abierto y el estado en el que están.

Es posible que el SAU nos solicite más información. En estos casos, recibiremos un correo electrónico avisando de esta petición de información y deberemos ceder a la web del espacio de soporte TIC, buscar las solicitudes pendientes de mi respuesta, abrirla y completar la información que se nos solicite.

Si todo el proceso funciona correctamente, en pocos días la incidencia quedará solucionada y en la web del espacio de soporte TIC aparecerá como resuelta.

Si no se resuelve la incidencia, habitualmente podemos encontrarnos en dos casos:

  • El SAU nos cierra la incidencia sin haber sido solucionada. En este caso, es necesario REABRIR la misma incidencia (no se debe abrir uno nuevo).
  • Pasan los días y la incidencia sigue abierta, sin hallar y sin pedir información. En estos casos, es necesario ponerse en contacto con el Gestor TIC de los Servicios Territoriales y facilitarle el número de incidencia.



Publicación original

Seguimiento de una incidencia | Coordinación digital de centro