Manresa rinde un sentido homenaje a cuatro manresanos deportados a los campos de concentración nazis


Se han situado 4 nuevas adoquines ‘Stolpersteine’ para recordar y homenajear Antoni Cano Martínez, Julián Comm Claros, Felipe Díez Sada y Antoni Meca Sánchez. Los cuatro fueron liberados del campo de concentración de Mauthausen el 5 de mayo del 1945, después de sobrevivir en el infierno nazi. Los adoquines se han situado frente al que había sido su domicilio, en las calles Talamanca, Montserrat, San Bartolomé y Remedio de Arriba. Con estas piezas, la ciudad ya tendrá 28 de instaladas.

imagen

Manresa ha hecho hoy un nuevo y sentido homenaje a manresanos que sufrieron el horror en los campos de concentración nazis. Después de que la investigación histórica iniciada en su día a raíz de un trabajo dos estudiantes de bachillerato del Instituto Pius Font Quer de Manresa haya aportado nuevos datos, este jueves se han instalado cuatro adoquines ‘Stolpersteine’ con los nombres de Antoni Cano Martínez, Julián Comm Claros, Felipe Díez Sada y Antoni Meca Sánchez. Los cuatro fueron liberados del campo de concentración de Mauthausen el 5 de mayo del 1945, después de sobrevivir en el infierno nazi. Los adoquines se han situado frente al que había sido su domicilio. En concreto, en las calles Talamanca, Montserrat, San Bartolomé y Remedio de Arriba.

Tras su colocación, en cada una de ellas, un grupo de alumnos de primero de bachillerato de los institutos Lluís de Peguera, Pius Font i Quer y Lacetània han hecho un acto de conmemoración con la lectura de la biografía de la persona deportada y unas lecturas e interpretaciones musicales. Los tres institutos forman parte del Proyecto Manresa-Mauthausen y de la Red de institutos Nunca Más, contra el fascismo, impulsada por la Amical de Mauthausen.

A las once y media se ha hecho un acto institucional en el Espacio 1522, que ha sido presentado por la concejala de Cultura y Fiestas, Ana Crespo Obiols, y ha contado con el alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia, con la directora General de Memoria Democrática, Gemma Domènech Casadevall, y con el profesor del Pius Font i Quer y autor de la investigación, el historiador Jordi Pons Pujol. También han asistido otros representantes del consistorio y de entidades memorialistas, así como familiares de las personas homenajeadas.

En su discurso, el alcalde Marco Aloy ha tenido un sentido recuerdo por cuatro manresanos «que compartieron la espantosa vivencia de los campos, una de las vergüenzas de la humanidad a lo largo del siglo XXI y en toda la historia» y afirmó que la colocación de las ‘Stolpersteine’ permite no olvidar el horror nazi y tener, a la vez, un recuerdo para las víctimas, ya que se trata de unas adoquines que se colocan en la vía pública y que «vemos cada vez que pasamos». Por su parte, la Directora General de Memoria Democrática, Gemma Domènech Casadevall, ha recordado la labor de recuperación histórica que se está llevando a cabo los últimos años en el conjunto del país y ha hecho referencia especialmente al papel «pionero y referencial» de Manresa en este ámbito. Para ella, hay que retirar «el velo del silencio fascista» y lograr que «el olvido no sea la última victoria fascista. Tenemos el compromiso de restablecer la dignidad y honrar aquellos que durante tantos alces fueron olvidados, una generación de personas que abrazaron los derechos y libertades republicanos y que fueron represaliadas «.

Tras el acto, se ha depositado un ramo de flores ala Plaçade Santo Domingo, frente a la placa colectiva con los nombres de todos los deportados, en la que se han añadido los nombres de las personas identificadas y homenajeadas este año. Se da el caso de que, aparte de las cuatro personas a las que se dedica un adoquín, también se añaden al homenaje dos deportados más. Uno de ellos es Juan Lladó Mas, nacido en Manresa en 1914 y que murió en Ravensbrück en 1945, tres días antes de la liberación del campo, y que tendrá una placa en Calaf, donde estaba domiciliado. El otro es Bonifacio Servitja Bernaus, también liberado de Mauthausen. En este caso, si bien su último domicilio fue en Las Farreres, dentro del término municipal de Manresa, el adoquín, de común acuerdo con la familia y el Ayuntamiento de Sant Salvador de Guardiola, se colocará a su domicilio natal , que se encontraba en esta población. Por este motivo, la alcaldesa de Sant Salvador de Guardiola también ha estado también presente en el acto.

El conocimiento de estos nuevos deportados manresanos se debe al historiador Juan Manuel Calvo, de la Amical de Mauthausen, que comunicó el resultado de sus trabajos sobre la deportación a la Asociación Memoria e Historia de Manresa. A partir del conocimiento de estos nuevos nombres, el historiador Jordi Pons, miembro de la asociación, ha hecho la investigación de sus trayectorias vitales en diferentes archivos europeos y ha publicado las biografías en la web que ha dedicado el asociación a los deportados: www.memoria.cat/deportats

Aparte del impulso de los historiadores que han hecho posible el conocimiento de los nuevos deportados, este homenaje y la colocación de las cuatro nuevas ‘Stolpersteine’ ha contado con el apoyo de la Dirección General de Memoria Democrática y el Memorial Democrático, que han encargado al artista alemán Gunter Demnig las cuatro nuevas adoquines y que promueven actos de reconocimiento como este en todo el país, a los que se han sumado ya muchos otros municipios.

Les ‘escollos’

Las ‘Stolpersteine’ son unas piezas creadas por el artista alemán Gunter Demnig. Se trata de unas adoquines cuadradas de 10 x10 cmfetes de hormigón y cubiertas de una hoja de latón dorado donde se graban los datos de cada persona deportada y que se colocan en el pavimento, justo delante de los edificios o lugares donde las víctimas vivir o trabajar libremente antes de ser encarceladas y deportadas.

‘Stolpersteine’ significa, en alemán, «piedra que hace tropezar» y quiere servir para recordar y homenajear a las víctimas del nazismo y luchar contra el olvido. Cada adoquín es única y precisamente se realiza de manera especial a mano, como gesto de respeto y humanidad que quiere contrastar con el exterminio industrializado que aplicó el régimen nazi. Actualmente hay más de 60.000 ‘Stolpersteine’ en más de 1.800 localidades de una veintena de países europeos, como Alemania, Francia, Bielorrusia, Noruega, Austria, Italia o Grecia.

En Manresa se han identificado 35 personas deportadas a campos de concentración nazis, de los que 19 fueron asesinados y 16 liberados, y se han localizado los domicilios donde vivían 28 de estas personas, donde se han situado las correspondientes ‘Stolpersteine’. Muchos de los deportados residían en la ciudad en el momento de estallar la guerra, otros habían marchado y otros no ha sido posible identificar la localidad. De entre los deportados, hay nombres conocidos por la ciudad, como el del escritor Joaquim Amat-Piniella, autor de la célebre novela KL Reich, o también Jacint Carrió, que fue concejal del Ayuntamiento años después .

Itinerario audioguiat en Manresa

Manresa cuenta con un itinerario, que ya se ha actualizado, que permite visitar todas las ‘Stolpersteine’ colocadas en la ciudad a través de una audioguial, que se puede descargar desde un código QR que hay al lado de la placa de la plaza Santo Domingo o desde la web www.manresa.cat/homenatge_deportats.

También se pueden encontrar todas las biografías de los manresanos deportados y mucha otra documentación y contextualización histórica, y el reportaje de colocación de las ‘Stolpersteine’ en Manresa de los años anteriores a la web de la Asociación Memoria e Historia de Manresa: www.memoria.cat/deportats

Cabe recordar que esta iniciativa de homenaje a los deportados, surgida de una moción presentada por la Asociación Memoria e Historia de Manresa y Òmnium Cultural del Bages, fue aprobada por unanimidad en el pleno municipal del mes de febrero del 2016. Esta moción fue presentada a raíz de un trabajo de investigación realizado por Alejandra Ibarra y Ariadna Moyano, dos jóvenes estudiantes de bachillerato del Instituto Pius Font Quer de Manresa, con la tutoría de su profesor de historia, Jordi Pons Pujol, también partícipe de la exhaustiva investigación realizada.

documentos relacionados

  • imagen





Publicación original

Manresa rinde un sentido homenaje a cuatro manresanos deportados a los campos de concentración nazis
Etiquetado en:                                        
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: