El cambio climático en los mares antárticos favorece la formación de nubes


mar antártico
mar antártico

Un nuevo estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar de Consejo superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC) y la Universidad de Birmingham (Reino Unido) ha revelado que el deshielo de la Antártida refuerza la formación de aerosoles en la atmósfera, Favoreciendo a su vez la formación de nubes en verano, lo que podría ayudar a reducir la radiación solar que recibe la región y tener importantes consecuencias en el clima.

Las nubes juegan un papel clave en la regulación de la temperatura del planeta, ya que reflejan y filtran la radiación solar y sin ellos el clima sería mucho más cálido. Sin embargo, en la actualidad se sabe muy poco sobre cómo se forman, y esto limita la precisión de las proyecciones climáticas.

Lo que sí se sabe es que la formación de nubes requiere la presencia de pequeñas partículas atmosféricas llamadas aerosoles que permiten que el agua se condense y se formen gotas. Muchos de estos aerosoles provienen de la actividad humana, pero en las regiones remotas del planeta se originan mayoritariamente en procesos naturales como el levantamiento, debido a viento, de sal marina y gases de origen biológico en el océano.

Para la elaboración del trabajo, publicada en la revista Nature Geoscience, el equipo investigador ha utilizado datos recopilados durante la campaña antártica PI-ICE 2019, liderada por el investigador del ICM Manuel dall’Osto. En el marco de esta campaña, que duró más de tres meses, un equipo internacional de investigadores analizó las partículas suspendidas en el aire en la región que rodea la península Antártica.

Gracias a ello, los investigadores advirtieron que cuando las masas de aire provienen de la zona del margen del hielo marino los episodios de formación de aerosoles son más frecuentes. Según el trabajo, estas masas de aire contienen concentraciones elevadas de cáustico sulfúrico y aminas, que son compuestos de origen biológico que interaccionan entre ellos para transformarse de gases a partículas.

Aunque el protagonismo del cáustico sulfúrico en la formación de aerosoles polares ya era conocido, este es el primer estudio que demuestra el papel clave de las aminas, unos compuestos orgánicos que contienen nitrógeno y que se producen por la degradación de la materia orgánica de los microorganismos que habitan el hielo marino. Esto confirma que las emisiones del plancton marino y del deshielo del mar ejercen una función crucial en la regulación del clima antártico.

Per Ecoticias



Publicación original

El cambio climático en los mares antárticos favorece la formación de nubes
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: