Consumo y la UPV apuestan por la realidad virtual para la formación del personal de caja


Es la primera vez que la Cooperativa incorpora este tipo de cursos para su plantilla, que se empezarán a implementar a partir de septiembre.

Consumo apuesta por la realidad virtual para la formación de su personal de caja y lo hace en compañía de LabLeni-I3B, perteneciente a la Universidad Politécnica de Valencia. Es la primera vez que la Cooperativa incorpora este tipo de cursos para su plantilla, que se empezarán a implementar a partir de septiembre.

La formación, desarrollada por LabLeni-I3B, consiste en una plataforma de realidad virtual, con entornos virtuales realistas y modulables, que permitirán la transferencia de conocimientos a la realidad, ya que, como se trata de un aprendizaje experiencial, la información se adaptará de una manera más rápida a futuras experiencias similares. La metodología parten del aprendizaje basado en la simulación y la contextualización, para lo cual se utilizarán avatares que simularán las diferentes situaciones reales que se podrían dar con clientes en la línea de cajas de un supermercado.

La formación con realidad virtual tiene múltiples ventajas tanto para el trabajador, ya que aumenta el compromiso y mejora la retención de conocimiento, como para la empresa, porque aumenta la eficiencia de la formación y reduce los costes. En la mayoría de los procesos de formación, el trabajador puede distraer fácilmente por acontecimientos de su alrededor, pero en un entorno virtual se capta completamente su atención, por lo que, mire donde mire, se encuentra dentro del entorno formativo; el entrenamiento con realidad virtual se lleva a cabo donde los empleados trabajan realmente, por lo que el cerebro trata la experiencia de realidad virtual como si fuera una experiencia real, y esto implica un impacto más fuerte en el cambio de su comportamiento.

La realidad virtual permite a los trabajadores participar en lecciones interactivas que son mucho más efectivas que los métodos tradicionales, ya que les permite interactuar con el entorno de una manera muy similar a la vida real. Además, permite capturar las acciones del usuario y recoger una gran cantidad de datos que proporcionan información sobre el comportamiento mucho más representativas de los comportamientos del mundo real.

Inversión permanente en formación
La formación es fundamental para desarrollar el talento de los trabajadores y adquirir nuevas competencias y habilidades necesarias en el futuro. En 2020, Consumo invirtió un 0,88% de su masa salarial en formación, lo que supone un total de 3,9 millones de euros, equivalente a 227,42 € euros por trabajador. Durante el año pasado, los trabajadores hicieron de media 27,4 horas de formación.

La Cooperativa dispone de diferentes programas de formación multidisciplinares, que permiten mejorar el desempeño en el puesto de trabajo y ofrecer un mejor servicio a los clientes. Mediante la app Gente Consumo, los trabajadores disponen de un aula virtual llamada «Campus Consumo», en la que pueden consentir a un gran catálogo de cursos en línea.

Descargar nota de prensa



Publicación original

Consumo y la UPV apuestan por la realidad virtual para la formación del personal de caja
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: