Termina un curso de «supervivencia» para los docentes y con la crítica de las familias por haber quedado fuera de los centros – La Mañana


Una de las principales reclamaciones de los sindicatos antes, durante ya punto de terminar el curso ha sido la reducción de ratios. Segura lamenta que la bajada de ratios que necesita el sistema no se llegó a producir y que lo que se ha hecho es limitar la respuesta a aquellos que tenían sobre ratio. Añadió que los profesionales tampoco han tenido todos los equipos de protección que hubieran necesidad y ha asegurado que se han vivido «crisis importantes en los centros».
A su juicio, algunas escuelas han mantenido abiertas con situaciones de «colapso» por positivos, por ejemplo de docentes cuando se hizo el cribado a los profesionales en la vuelta de las vacaciones de Navidad.

La portavoz afirma que termina un curso «muy duro» y con el personal «muy cansado», ya que han tenido que invertir más horas por todo el trabajo logística sumada a su labor pedagógica. Critica también que el reparto de ordenadores se terminó completamente muy tarde y alerta que se puede prever un cierto descenso pedagógica para todo.

Menos restricciones en septiembre

Desde USTEC defienden que es necesario que el próximo curso comience con más normalidad y, por ejemplo, sin los grupos burbuja. El Departamento de Educación ha repetido varias veces pero que el curso volverá a empezar con estos grupos estables de convivencia. Segura añade que se necesitan más recursos y más personal de lo anunciado, También apuesta por que el curso comience y termine con la misma organización, sin cambios a medio curso.

Esta llamada a más normalidad y menos restricciones también la hacen desde el aFFaC. Tascón afirma que el curso que termina este martes ha sido «complicado», aunque reconoce que también ha habido aprendizajes positivos. La presidenta pide empezar a flexibilizar medidas, como por ejemplo la mascarilla o los grupos burbuja, teniendo en cuenta que el curso comenzará previsiblemente con cuotas elevadas de vacunación.

Entre los aspectos negativos menciona un «abuso» de la autonomía de centro que ha provocado desigualdades entre los centros ya que los protocolos se han aplicado de diferentes maneras. Afirma también que la administración educativa «ha tirado la toalla» para la puesta en marcha de la escuela inclusiva, cuando hay más alumnos con necesidades.

Tascón incide especialmente en el hecho de que las familias no han podido participar del día a día de las escuelas ya que se les ha impedido el entrada. La presidenta de la aFFaC ha reivindicado que la educación se hace entre toda la comunidad y ha criticado que mientras se han ido flexibilizando otros aspectos de la vida social, los padres y madres han continuado quedándose a las puertas de los centros escolares , sin poder penetrar. «Las escuelas no pueden ser lugares cerrados, se debe recuperar la socialización», manifiesta.

La presidenta de la aFFaC asegura que el hecho de que muchas organizaciones de familias no hayan podido ceder a los centros ha hecho que no hayan podido organizar actividades como los centros de verano. Por ello, alerta de que si no se recupera este ámbito, su continuidad está en peligro, en beneficio del mercado privado.

Por ello, pide encontrar un «equilibrio» entre la seguridad sanitaria y la recuperación de una cierta normalidad en los centros educativos. Alerta que si el equilibrio está fregado hacia la no entrada a los centros, el movimiento comunitario «desaparece en dos años» y llama a evitarlo.



Publicación original

Termina un curso de «supervivencia» para los docentes y con la crítica de las familias por haber quedado fuera de los centros – La Mañana
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: