Manresa inicia una prueba piloto para reducir el consumo de plásticos desechables en el mercado municipal Puigmercadal


Desde hoy, viernes 5 de noviembre, en el mercado municipal Puigmercadal de Manresa se pone en marcha una prueba piloto, impulsada por la Diputación de Barcelona, ​​para reducir el consumo de plástico desechable en los mercados municipales de la provincia. La semana pasada se inició en Rubí y el próximo 23 de noviembre tendrá lugar Viladecans. El objetivo de la campaña, que lleva como lema “Mercados sostenibles. ¡Adiós a los plásticos desechables!” y que se inicia como prueba piloto en estas tres poblaciones, es impulsar la sostenibilidad y reducir los residuos de plásticos, especialmente los de un solo uso, mediante acciones que fomenten la participación ciudadana y que involucren a los clientes y los paradistas.

imagen

La presentación de la campaña, que ha tenido lugar este mediodía en el mercado municipal Puigmercadal, ha corrido a cargo de la diputada de Comercio de la Diputación de Barcelona,  Ana Maria Martínez Martínez; y la concejala delegada de Industria, Comercio y Actividades del ayuntamiento de Manresa, Nuria Masgrau Fontanet; y con la asistencia de una representación de los 150 alumnos de 2º de ESO del Instituto Luis de Peguera de Manresa que participan en la campaña de sensibilización.

Durante la atención a los medios de comunicación, la diputada de Comercio de la Diputación de Barcelona, ​​Ana Maria Martínez, ha explicado que es necesario «reflexionar sobre nuestras acciones cotidianas, sobre qué pequeños gestos podemos realizar por el medio ambiente, por nuestro planeta. Porque lo que hacemos hoy, tendrá consecuencias en un futuro. Porque es necesario dejar un planeta en condiciones para las futuras generaciones que vendrán y porque nuestros hábitos de consumo éticos tienen impactos sostenibles en el medio ambiente». Por eso, ha dicho la diputada, «la Diputación de Barcelona ha puesto en marcha una campaña de participación ciudadana que promueva diversas acciones para reducir los plásticos en los mercados municipales, en especial los desechables, en beneficio del medio ambiente y de nuestra salud».

Por su parte, la concejala delegada de Industria, Comercio y Actividades del ayuntamiento de Manresa, Nuria Masgrau Fontanet, ha asegurado que «es una buena iniciativa que llega en un momento en el que el cambio climático y sus consecuencias son un tema de primer nivel. Debemos cambiar modelos, formas de hacer, y tender hacia el residuo cero, y hacerlo también con los más jóvenes, que están presente y futuro y que en muchos casos nos están enseñando a vivir ya de otra manera». «Por este motivo – ha continuado la concejala – es más que acertado involucrar a un instituto en la campaña, que en el caso de Manresa será Lluís de Peguera. Debemos ser muy conscientes de la realidad que tenemos y creer que todos, con nuestras acciones del día a día, podemos contribuir a que el mundo sea más verde».

Y es que este proyecto quiere hacer partícipe al alumnado de ESO de los institutos municipales, a través de un proyecto educativo de Aprendizaje y Servicio (ApS), una innovadora metodología educativa especialmente dirigida a los centros educativos, que combina la adquisición competencias por parte del alumnado con un servicio a la comunidad.

La fase de aprendizaje tendrá lugar en los institutos y la de servicio principalmente en los mercados. De este modo, los jóvenes descubrirán los impactos que tienen los plásticos desechables y el modelo de usar y tirar, sobre la salud y sobre el medio ambiente; darán a conocer la campaña y participarán en la recogida y en el análisis posterior de los datos; sensibilizarán y animarán a sus familias a participar en la campaña y estarán capacitados para plantear alternativas de consumo consciente y sostenible.

Consumo responsable y sostenible en los mercados municipales

La campaña lleva como lema “Mercados sostenibles. ¡Adiós a los plásticos desechables!” quiere impulsar un modelo de comercio sostenible que comporte un consumo responsable y sostenible en los mercados municipales, situándolos como agentes de cohesión social y desarrollo sostenible. En este sentido, la Diputació de Barcelona colabora con los ayuntamientos de la provincia para fomentar la sostenibilidad en los mercados municipales. Actualmente, la provincia de Barcelona cuenta con 93 mercados municipales.

Se trata de una campaña para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de reducir residuos, en especial plásticos, mediante el uso de bolsas de ropa, envases reutilizables o la carretilla en las compras alimentarias cotidianas, estimulando la adhesión de los paradistas y la participación ciudadana. Con esta campaña, a través de la Gerencia de Servicios de Comercio y la Gerencia de Servicios de Medio Ambiente, la Diputación de Barcelona quiere transmitir los valores de que los mercados municipales son espacios: sostenibles, integradores, responsables y saludables.

Acciones de la campaña

Las acciones de la campaña implican tanto a los paradistas como a la ciudadanía de forma directa.

Se repartirán carteles (con consignas alternativas al uso del plástico) a los paradistas para que los dispongan entre sus productos. También se repartirán chapas identificativas de la campaña entre los paradistas.

Los paradistas darán un pasaporte a cada persona que compre, que contendrá algunos consejos y diez casillas que habrá que sellar. Por cada compra que se haga con un envase o bolsa reutilizable, se conseguirá un sello. Es decir, si el cliente utiliza el carro o el capazo o bien lleva sus tuperos, fiambreras o bolsas reutilizables para la fruta, verdura, legumbre, carne o pescado, etc, el paradista sellará una casilla. Cuando se logren 10 sellos, se obtendrá una bolsa de rejilla, que servirá para seguir haciendo las compras de forma sostenible.

En grupos reducidos, y previa formación en el instituto, los estudiantes darán a conocer la campaña y los motivos por los que es necesario dejar de utilizar plásticos desechables y participarán en el análisis posterior de los datos recogidos. Se les proporcionará un dispensador de pasaportes y chapas de identificación.

Web diba.cat/mercats_sostenibles, donde se pueden encontrar los materiales e información sobre la campaña.

Por qué debemos decir “adiós” a los plásticos desechables

El plástico desechable tiene graves impactos sobre la salud y el medio ambiente. Cada año se fabrican en el mundo más de 300 millones de toneladas y sólo se recicla un 10%. El resto termina en los vertederos, se esparce en la naturaleza o se convierte en microplásticos, que se incorporaron a la cadena alimentaria y pueden incitar afectaciones hormonales, neurológicas y oncológicas.

El consumo humano genera a diario grandes cantidades de plásticos desechables, que tardan cientos o miles de años en degradarse. Gran parte de estos residuos terminan en el medio natural, en el mar o, en el mejor de los casos, en vertederos, ya que muchos no se pueden reciclar, y liberan sustancias tóxicas en el medio. Todo esto tiene unos costes ambientales y económicos enormes.

Desde el inicio de su comercialización, a mediados del siglo XX, se han fabricado unos 8.300 millones de toneladas de plástico en todo el mundo. Se calcula que en el 2050 en el mar habrá más residuos plásticos que peces, aproximadamente 1.000 millones de toneladas. Cada año terminan en los océanos ocho millones de toneladas de residuos plásticos, con los que se podría tapar 15 veces la superficie de Barcelona.

El 50% de los plásticos se producen en Asia, principalmente en China. España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor demanda de plásticos. Prácticamente, la mitad de todo el plástico producido actualmente es para fines desechables. Esto incluye botellas, envases de alimentos, bolsas, etc., de los que podríamos prescindir, y optar por alternativas reutilizables y hechas con materiales que respeten el medio ambiente.

El Parlamento Europeo aprobó la prohibición de los plásticos desechables a partir de julio de 2021, según la directiva (UE) 2019/904 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de junio de 2019, relativa a la reducción de impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente. Esta normativa insta a los Estados miembros a adoptar medidas para la reducción de residuos plásticos, incentivando y fomentando los productos de usos múltiples y producidos con materiales reutilizables y reciclables.

El Mercados sostenibles 2030: espacios de oportunidades

La Diputación de Barcelona, ​​consciente de esta realidad, quiere contribuir a la reducción de materiales plásticos a nivel municipal, en especial los desechables, mediante la campaña “Mercados sostenibles”, que promueve acciones que fomenten la participación ciudadana y que involucren a diferentes sectores de la sociedad.

Con esta campaña, la Diputación de Barcelona refuerza además su compromiso con el desarrollo sostenible y se posiciona como administración responsable con los objetivos del Plan de mandato de esta entidad, que están plenamente alineados con la Agenda 2030 y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) cómo garantizar modos de consumo sostenibles; lograr municipios inclusivos, seguros y sostenibles; reducir la generación de residuos mediante el reciclaje, la reutilización y, sobre todo, la prevención; garantizar la seguridad alimentaria, la mejora de la nutrición y la promoción de la agricultura sostenible; garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas las personas; promover el crecimiento económico sostenible, el ocupación pleno y productivo y el trabajo digno para todos y proteger los ecosistemas y detener la pérdida de la biodiversidad.

La campaña “Mercados Sostenibles” de la Diputación de Barcelona responde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (PDS) número 8 “Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo digno para todos”, número 12 «Producción y consumo responsables» y el número 13 «Acción por el Clima». Los 17 ODS fueron proclamados por la Asamblea General de Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015 y forman parte de la agenda global para 2030. La Diputación de Barcelona asume su cumplimiento y despliega su acción de apoyo a los gobiernos locales de la provincia de acuerdo a estos ODS.

Documentos relacionados

  • imagen





Publicación original

Manresa inicia una prueba piloto para reducir el consumo de plásticos desechables en el mercado municipal Puigmercadal
Etiquetado en:                                                
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: