La presencialidad en las aulas disminuye cada curso de secundaria


Entramos a una clase de matemáticas de primero de bachillerato delInstituto Guillem Cifre de Colonya de Pollença. La mayoría de los alumnos están en la misma sala que el profesor. Justo en el aula trasero, siguiendo la sesión por videoconferencia, está el resto de los estudiantes.

Así han solucionado en este centro las restricciones de la normativa anticovid. Las distancias de seguridad y la ratio máxima de alumnos impiden que puedan estar en la misma aula. De este modo, todos pueden ser en el instituto, en lugar de seguirlo desde casa. Si hay preguntas, pulsan un botón y el profesor puede dar con las dudas en persona.

En este centro, nadie queda en casa. han adaptado espacios comunes, como la cafetería, y todos los alumnos pueden ir al instituto sin que se hayan producido contagios dentro de las instalaciones.

Al conjunto de los centros de las Islas, la presencialidad de las clases desciende según avanzan los cursos de secundaria. De acuerdo con los datos publicados por el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria del Partido Popular, a primero de la ESO un 93% de las clases son completamente presenciales los institutos baleares, segundo lo son la mitad, a tercero un 29% y en cuarto de ESO sólo lo son 1 de cada cuatro (26%). El resto son semipresenciales. En Bachillerato, en cambio, aumenta un poco en segundo (un 35%), donde se prima la presencialidad a causa de la selectividad.



Publicación original

La presencialidad en las aulas disminuye cada curso de secundaria
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: