La nueva factura eléctrica.  Agencia Catalana del Consumo



Las empresas de suministros básicos deben disponer de un teléfono gratuito para reclamaciones, que debe constar en las facturas y los contratos. Además, deben informar si están adheridas a algún organismo de resolución alternativa de conflictos de consumo.

Ante cualquier controversia con respecto a la prestación del servicio –disconformidad con los importes facturados, altas o cambios de contrato sin consentimiento, etc.–, es necesario que reclame a la empresa comercializadora y si la respuesta no es satisfactoria, o no recibe ninguna, diríjase a organismos públicos de consumo para tratar de hallar la reclamación mediante los mecanismos extrajudiciales y gratuitos de la mediación y el arbitraje de consumo.

Por otra parte, si detecta indicios de infracción, tanto en materia de consumo –publicidad engañosa o cláusulas abusivas– como en la normativa del sector eléctrico –por ejemplo, alteraciones en el precio–, puede llenar el formulario de denuncia para que se efectúen las comprobaciones oportunas.



Publicación original

La nueva factura eléctrica. Agencia Catalana del Consumo
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: