La Concejalía del Centro Histórico cumple dos años de vida con la mirada puesta en la realización de un nuevo Plan Integral de Revitalización


La concejala del Centro Histórico, Claudina Relato Goberna, explicó esta mañana las acciones realizadas en este primer tramo del mandato, ejecutadas en colaboración con otras concejalías del Ayuntamiento, como la de Empleo, Empresa y Conocimiento; Industria, Comercio y Actividades; Vivienda, Cultura o Urbanismo. También ha avanzado los objetivos más inmediatos, entre los que destaca la realización de un plan integral y estratégico que definirá las actuaciones de revitalización para los próximos años.

imagen

Impulsar el comercio y recuperar vivienda. Son dos de las grandes carpetas que tiene sobre la mesa la Concejalía del Centro Histórico, que se creó hace dos años, sustituyendo la figura del comisionado. Lo ha detallado este viernes por la mañana su concejala, Claudina Relato Goberna, en una rueda de prensa en la que ha presentado el Plan de Trabajo de la Concejalía, en el que coge el peso mayoritario la realización del Plan Integral de Revitalización del Centro Histórico (PIRCH).

Tal como ha explicado, el PIRCH es un plan estratégico y transversal que implica a todas las áreas del Ayuntamiento y que se está redactando con la perspectiva de poder recibir financiación de fondos europeos como los Next Genereation o los Feder, un hecho que, según ha detallado la concejala, «nos permitirá trabajar con presupuesto y planificar actuaciones con un calendario definido en años vista».

El último Plan Integral estuvo vigente entre 2001 y 2011. A partir de ese año, se fueron sucediendo programas y acciones diversas, las últimas impulsadas por los dos comisionados del Centro Histórico, que en 2019 dieron el relevo a la nueva Concejalía. Ahora, la perspectiva de los fondos europeos abre la puerta a poder elaborar de nuevo un plan estratégico capaz de traspasar mandatos, un plan que conlleva también una fase de debates que se está produciendo tanto en el ámbito interno como en el ámbito externo con agentes implicados, entidades, comercios, vecinos y asociaciones del Centro Histórico «con la voluntad de encontrar el consenso necesario», ha detallado la concejala.

En paralelo al Plan Integral, la Concejalía -que comenzó a caminar el 2019- se ha dotado de un Plan de Trabajo que engloba diversas áreas y que representa la hoja de ruta para ejecutar las acciones que se llevan a cabo en el día a día en colaboración con otras concejalías del Ayuntamiento, como la de Industria, Comercio y Actividades; Empleo, Empresa y Conocimiento, Vivienda, Cultura o Urbanismo.

De hecho, tal y como ha relatado la concejala, la colaboración con el resto de concejalías y áreas del Ayuntamiento forma parte del ADN de la Concejalía del Centro Histórico, ya que a diferencia de las otras representa un área física de la ciudad. «Este hecho hace que la transversalidad sea inherente con nuestro Plan de Trabajo, que se basa en generar complicidades con otras áreas del Ayuntamiento y de la sociedad para avanzar hacia nuestro objetivo: la revitalización del Centro Histórico de la ciudad «, aseguró Relat, que ha añadido que la Concejalía ejerce también como correa de enlace entre las necesidades que exponen vecinos y comerciantes y el Ayuntamiento.

Entre las diferentes iniciativas que se han puesto en marcha, destacan las relacionadas con el impulso del comercio y la generación de ocupación. Según ha especificado la concejalía, el Centro Histórico acumula más de 300 tiendas, que representan el 15% de toda la actividad comercial de la ciudad. Para mantenerlo y hacerlo crecer, la Concejalía mantiene un contacto periódico con las ocho asociaciones de comerciantes de la zona y con la Red de Barrios Antiguos de Cataluña -compuesta por más de 30 municipios- con la voluntad de trabajar «el fomento de la conciencia del centro histórico como gran centro comercial urbano con comercio de proximidad y valores «. De esta relación, salen campañas comerciales, ayudas municipales y se canalizan sin rodeos necesidades entre el comercio del Centro Histórico y su Concejalía.

Así, se han creado iniciativas como La Hora Feliz -con conciertos de pequeño formato en la calle-; se ha realizado la campaña ‘Compra y Descubre Cataluña‘; se han hecho acciones de decoración de calles; se promueven ayudas para fomentar la apertura de negocios; se bonifican tasas, o se dan ayudas para adecuar locales desocupados. También se ha abierto el Vivero Municipal de Emprendimiento Artesanal Artífice, Justo al lado del Puigmercadal, que en estos momentos acoge cuatro marcas locales.

Aunque en el ámbito del comercio y el ocupación, se ha puesto en marcha el proyecto ‘Escodines Emprende‘Con el objetivo de reabrir locales comerciales vacíos del barrio. El proyecto pretende facilitar espacios para jóvenes emprendedores de la ciudad. Se ha iniciado con una primera rehabilitación de un local comercial que actualmente estaba en desuso. La adecuación del local se ha hecho a través de la brigada de polimanteniment del programa Trabajo en los Barrios, que cuenta con el apoyo del Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC). Ahora, se pone a disposición de personas que quieran abrir un negocio a un precio muy asequible, gracias al acuerdo al que se llegó con la propiedad. Próximamente, se prevé poder liberar un segundo local en la plaza San Ignacio, así como extender el programa al resto del Centro Histórico.

Por lo que a la vivienda, desde la Concejalía del Centro Histórico se hace una atención al vecindario que complementa la labor de otras concejalías, como la de Urbanismo o Vivienda, que ya cuenta con actuaciones propias para recuperar pisos vacíos y devolverlos al mercado de alquiler a precios asequibles. Fruto de la colaboración, se ha hecho una limpieza y desbroce del interior del edificio municipal de la calle Vallfonollosa número 2 -a través del programa Trabajo en los Barrios del SOC- y ha encargado un estudio arquitectónico de evaluación del estado de la estructura de este número 2 y también del número 6, con el objetivo de destinar el más viable a vivienda para jóvenes.

Más de 7.300 habitantes

El Centro Histórico de Manresa engloba una superficie de 472.019 metros cuadrados donde actualmente residen 7.371 habitantes, que representan aproximadamente el 10,50% de la población global de la ciudad. Se trata de un tejido urbano de una gran complejidad, dotado de una alta carga emocional y simbólica en términos sociales, históricos y culturales. Cobija tres barrios: un barrio entero (el barrio antiguo), la parte antigua de Las Escodines y una parte pequeña del barrio de Vic-Remedio. Concentra un amplio espectro de entidades y colectivos.

documentos relacionados

  • imagen





Publicación original

La Concejalía del Centro Histórico cumple dos años de vida con la mirada puesta en la realización de un nuevo Plan Integral de Revitalización
Etiquetado en:                                                            
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: