Hadas para combatir la brecha digital


La pandemia ha forzado las condiciones para que las tecnologías alcancen durante la segunda parte del curso 2019-2020 un papel capital en el funcionamiento de la enseñanza-aprendizaje en los niveles de la educación obligatoria y aún más en los de la postobligatoria.

El primer problema a solucionar es el de la conectividad y el entrada a internet. Hay colectivos sociales y, en menor medida, también territoriales, que o bien no tienen cobertura adecuada o bien no cuentan con los dispositivos adecuados para aceptar a las tecnologías.

El reparto de dispositivos y de paquetes de conectividad por parte de la Administración puede entenderse como medida de choque. Una medida de choque que tiene como continuación lógica la universalización de la conectividad educativa. Igualmente, hay que proponer y estudiar las opciones económicas posibles para hacerla efectiva. Además, se ha de organizar la atención y la orientación correspondientes para que alumnos y familias puedan incorpora a ellos con el compañía apropiado, hacer un uso adecuado y llegar al aprovechamiento óptimo.

Se trata, dicho genéricamente, de poner en marcha un verdadero proceso de alfabetización en el uso de las tecnologías pensando en el cambio cultural que se está produciendo en este sentido. Para ello hay que prever, en primer lugar, cómo hacer extensiva esta alfabetización a las familias, Como incluir aquellas familias que lo necesiten por razón de la educación de sus hijos e hijas en este cambio cultural de manera que puedan también participar en el proceso educativo y proporcionar apoyo efectivo.

En este sentido, y dentro del marco del Plan de Choque de Inclusión Digital municipal, El proyecto piloto FADes (Familias Asesoradas Digitalmente) quiere ser una ayuda para las familias con niños y jóvenes en edad escolar con menos conocimientos en nuevas tecnologías.

FADes contra la fractura digital

Las «Hadas» son mentores que resuelven posibles dudas con la conexión en línea con los centros escolares. Asesoran las familias y alumnos para poder aceptar y moverse en los diferentes entornos y herramientas virtuales que se utilizan en clase, como Google Suite o Moodle.

Las cuatro «Hadas» digitales, como nos cuenta la Quinto, atienden de manera telemática o presencialmente dos ateneos de fabricación digital: la Fábrica del Sol, en Ciutat Vella, y el Ateneo de Ciudad Meridiana, en Nou Barris. Para aceptar al servicio es necesario pedir cita previa llamando al 652 453 830 o enviando correo a miquel@warks.es. Las «Hadas» tienen competencias digitales y formativas, hablan catalán, castellano, árabe, urdu, amazigh, inglés y francés. Y están disponibles para dar con dudas en horario de mañana y de tarde los lunes, martes, jueves y viernes, así como los fines de semana.

Uno de los retos más inmediatos es poder yidentificarse y llegar al máximo de familias que puedan necesitar una «Hada». Por ello el proyecto cuenta con la ayuda de los centros educativos y las asociaciones locales.

El proyecto piloto puso en marcha a principios de año con el objetivo de ver su aprobación y uso por parte de las familias y las escuelas. El Consorcio de Educación de Barcelona está colaborando activamente en la tarea de dar a conocer el servicio a las familias que más lo necesitan y que son, a la vez, a las que cuesta más aceptar y que requieren de un compañía más cercano por parte de los centros, los docentes o los agentes sociales para convencerlos de hacer uso.

El diseño, implementación y coordinación del proyecto corre a cargo de WARKS, Una marca educativa fundada por docentes y con una amplia experiencia en la innovación pedagógica y los proyectos sociales.



Publicación original

Hadas para combatir la brecha digital
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: