Finaliza la urbanización y se abre a la ciudad el nuevo espacio público de la Vía San Ignacio, plaza del Remedio y avenida Bertrand y Serra


El alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia, acompañado de concejales del Ayuntamiento, representantes de entidades, vecinos y vecinas, harán mañana a las 6 de la tarde un paseo por el sector, una vez han finalizadas definitivamente las obras de urbanización. Los trabajos, iniciados en septiembre de 2019, han representado la actuación urbanística más ambiciosa de los últimos años en la ciudad, con una inversión de cerca de 3.330.000 euros que han permitido la transformación de 13.000 metros cuadrados de espacio público.

imagen

El 23 septiembre de 2019, Manresa iniciaba las obras de urbanización de la Vía San Ignacio, plaza del Remedio y avenida Bertrand y Serra, la actuación urbanística más ambiciosa de los últimos años en la ciudad, con una inversión de cerca de 3,33 millones euros dirigidos a transformar 13.000 metros cuadrados de espacio público. Después de un año y medio de trabajos, esta actuación se da por terminada y se abre completamente a vecinos y vecinas.

La actuación, junto con las obras de urbanización que ya se llevaron a cabo en la calle Vidal i Barraquer, el tramo de la vía San Ignacio comprendido entre la plaza San Ignacio y las Piscinas y la urbanización de la borde oeste del tramo sur de la vía San Ignacio (entre la calle San Marcos y la plaza San Ignacio), ha permitido transformar completamente esta importante entrada de la ciudad, mejorando notablemente la calidad del espacio público y la movilidad, con aceras anchas y arboladas desde el paseo del Río hasta la carretera del Pont de Vilomara.

Para visualizar este estreno, mañana 23 de abril, día de Sant Jordi, en la 6 de la tarde, el alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia, acompañado por concejales del Ayuntamiento de Manresa, representantes de entidades, vecinos y vecinas, harán un paseo por estrenar todo el ámbito objeto de transformación.

Una vez finalizado los trabajos, este sector ha mejorado notablemente la movilidad y la calidad del espacio público peatonal. La Vía San Ignacio ha ganado una borde arbolada (especie «peral de Callery») que tiene una anchura de 3,8 metros. También ha cambiado sustancialmente la plaza de los Remedios, con 2.500 m2 de espacio para peatones y con una combinación de arbolado formado por las especies «Manzano japonesa» y «Arce rojo». Estas mismas especies también se han plantado entre la calzada de la calle Bertrand y Serra y las edificaciones existentes.

Con los trabajos se han renovado las redes de alcantarillado, de agua potable, de telecomunicaciones y de riego; se ha creado una nueva red de semaforización y se han renovado completamente el alumbrado. La actuación se han completado con la instalación de mobiliario nuevo y la definición de los cruces entre la Via San Ignacio y la calle Juan XXIII, mediante un rotonda que ha sustituido la que se construyó provisionalmente el año 2017.

En cuanto a la financiación, el grueso más importante de la obra ha corrido a cargo de Criteria, ya que corresponde a las cargas urbanísticas del Plan especial Fábrica Nova. La entidad financiera ha asumido el coste íntegro de la calzada y la borde más cercana a la nave de la fábrica tanto de la vía San Ignacio como de la avenida Bertrand y Serra, y un 80% del coste de la plaza del Remedio. La aportación de Criteria es de 2.783.614,15 euros, un 83,6% de del coste total.

Las obras complementarias (aceras de la banda de las viviendas y 20% de la plaza de los Remedios) han sido asumidas a través de la aportación municipal y de contribuciones especiales. Así pues, el Ayuntamiento de Manresa y los vecinos han asumido, a partes iguales, un total de 545.701,86 euros, un 16,40% del coste total.

Obras realizadas en dos fases

La primera fase de obras arrancó en septiembre de 2019 y afectó a la banda de las calles situada junto la Fábrica Nueva, así como una parte de la plaza del Remedio. Los trabajos no afectaron al tráfico pero si los estacionamientos. Para compensar esta pérdida de aparcamiento el Ayuntamiento habilitó un solar (entre la Fábrica Nova y el actual aparcamiento de la piscina) como parking disuasorio provisional y gratuito, con un total de 86 plazas.

La segunda fase de los trabajos, iniciada en junio de 2020, afectó el lado oeste (el lado de las viviendas) y la parte que restaba de la plaza del Remedio. Esta fase ha tenido una duración de 9 meses, con afectaciones de tráfico. Los trabajos de esta fase han incluido la renovación de las redes de alcantarillado y agua potable, así como las previsiones de red de telefonía, electricidad y una nueva red de semaforización y renovación completa del alumbrado.

Mañana mismo ya estará abierto al tráfico el tramo de la calle Obispo y Comas hasta la calle Bertrand y Serra, pasando por la nueva plaza del Remedio. También se está instalando la marquesina de la nueva parada de bus de Via San Ignacio. Incluidas en el presupuesto del mismo proyecto, para la próxima semana, está prevista la instalación de dos nuevas marquesinas del transporte público que se instalarán en la parada «Piscinas Municipales», en la calle Vidal i Barraquer; y en la parada de bus «Sagrada Familia».

objetivos alcanzados

La actuación ha supuesto la urbanización de una superficie total de 13.172 metros cuadrados de suelo público con los siguientes objetivos:

  • Mejora de la estructura viaria del sector

El elemento más destacado ha sido la modificación del trazado de la avenida Bertrand y Serra para conectar adecuadamente con la calle San Juan de en Coll. De este modo, se ha conseguido dar continuidad a la vía San Ignacio. Por otra parte, se ha urbanizado de manera definitiva la rotonda de los Remedios, construida de forma provisional en julio de 2017 en el marco de los cambios en la movilidad a raíz de las obras de la Bonavista.

  • Incremento de los espacios para peatones

La intervención también ha aportado una ganancia importante en los espacios destinados a los peatones. El elemento más destacado ha sido la conversión de la deteriorada plaza del Remedio de un aparcamiento de coches en un espacio para el disfrute y el reposo de las personas y que se prolongará hasta la carretera del Pont de Vilomara con un amplio espacio libre de coches ante las casas de viviendas de la Fábrica Nueva, en la avenida Bertrand y Serra.

  • Dignificación del espacio público

Finalmente, la operación ha supuesto una ganancia importante en la mejora de la calidad del espacio público con el ensanchamiento de las aceras de la Via San Ignacio, que tendrán una anchura mínima de 3,8 metros y arboladas, dando continuidad al recorrido peatonal hasta el Paseo del Río.

Antepasados

La Fábrica Nueva, el recinto industrial textil más importante de la ciudad, cerró sus puertas en 1989. En 1995 la Seguridad Social la puso a subasta para enjugar las deudas que tenía la empresa, pero no fue hasta 1999 que el recinto fabril fue adquirido por la constructora manresana Cots y Claret y la inmobiliaria Sacresa. Entre 2004 y 2005 el Ayuntamiento aprobó el plan especial urbanístico y la propiedad inicia los derribos de las naves, la excavación para la construcción de un gran aparcamiento subterráneo y se empieza a levantar la estructura de uno de los edificios de viviendas.

Después de meses de incertidumbre y de unas obras que no avanzaban, la actuación quedó definitivamente parada por la crisis económica. Además, la familia Sanahuja, propietaria de Sacresa, se vende las acciones a Criteria, filial inmobiliaria de la Caja, que desde 2008 es la propietaria. También parte de los terrenos propiedad de Cots y Claret pasan a manos del Banco Sabadell.

En 2015 el Ayuntamiento pacta con La Caja la sustitución de las cargas urbanísticas derivadas de la construcción de un pabellón deportivo que debía aportado la entidad bancaria por una inversión de 2,7 millones de euros para reurbanizar las calles del entorno. Esta modificación recibió el apoyo unánime de todos los grupos municipales en el Pleno Municipal en abril de 2015. Estos 2,7 millones han servido para urbanizar la bajada de los Derechos, la calle Vidal i Barraquer, el tramo de la Vía San Ignacio que circunda el Museo Comarcal y la ampliación de la plaza San Ignacio donde estaba el antiguo edificio de la Sala Ciudad. Unos escombros que también formaban parte del convenio.

documentos relacionados

  • imagen





Publicación original

Finaliza la urbanización y se abre a la ciudad el nuevo espacio público de la Vía San Ignacio, plaza del Remedio y avenida Bertrand y Serra
Etiquetado en:                                                            
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: