FINAL DE CURSO DE LA CATEQUESIS DE COMUNIÓN


El miércoles 26 de mayo hemos dado por gastado el curso de catequesis donde los niños se preparan para la primera comunión, muchos de ellos ya han recibido este sacramento por primera vez, otros lo harán después del verano. Han sido dos años de preparación un poco diferentes, ya que debido a la pandemia algunas sesiones las hemos tenido que hacer virtuales, todo un reto para nosotros los catequistas y los niños.

Este miércoles todos los niños y sus familias de 2º año han sido invitadas a hacer un rato de oración y reflexión en torno a las Bienaventuranzas (Mt, 5,1-12). Hemos descubierto que las Bienaventuranzas nos ayudan a crecer en el Reino de Dios, y que el deseo de Jesús es que seamos felices y hacemos felices a los que tenemos a nuestro alrededor.

Hemos visto como hemos compartido momentos de felicidad durante este curso: momentos de felicidad en la catequesis, en casa, haciendo pequeñas cosas que hacen la vida familiar más tranquila, con los compañeros de la escuela, apoyando con lo que necesitan, pedido perdón a Jesús y sobre todo sintiéndonos muy amados por Él.

Queremos ser constructores del Reino de Dios, empezando por pequeñas cosas, una sonrisa, un saludo a esa persona que nos encontramos cada día en la calle, no pelearnos con los hermanos, con los amigos, pidiendo perdón y encontrando momentos para hablar con Jesús que nos ayuda a cargar nuestro corazón para ver el mundo con sus ojos.

Los niños han descubierto que la primera comunión no es un punto final sino una coma, el camino de Jesús continúa y continuaremos haciendo camino juntos dentro de la comunidad de San Andrés. Esperamos encontrarnos todos en la catequesis de comunión y no dejar de vernos en la misa familiar!

Maite Carretero (catequista de 2n)

Los chicos y chicas de 1º hemos gastado el curso con una excursión en la parroquia. Junto con padres y madres hemos subido al campanario y nos hemos parado el corazón, dos lugares desde donde podemos ver San Andrés y Barcelona y el interior de la parroquia, respectivamente, desde nuevas perspectives.Hem aprovechado también para mirar atrás y valorar este curso.

Pudimos constatar que los niños y de rebote sus familias están contentos con lo que han encontrado en catequesis, con lo que están aprendiendo sobre Jesús y de cómo vivir como Él nos proposa.Com dice el himno de la catequesis, Jesús nos enseña estimar y con Él encontramos un camino de felicitat.Ens reencontraremos el próximo curso para seguir avanzando en este camino.

Buen verano a todos !, y recuerde que en la parroquia nos seguimos encontrando todos los amigos de Jesús alrededor de su mesa!

Carmen Guinart y Teresa Baquero (catequistas de 1º)



Publicación original

FINAL DE CURSO DE LA CATEQUESIS DE COMUNIÓN
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: