El Ayuntamiento de Manresa renovará la flota del bus urbano de la ciudad con la compra de 8 nuevos buses 100% eléctricos


Los últimos meses se han realizado diferentes pruebas con buses híbridos y eléctricos, siguiendo los recorridos de diferentes líneas del servicio a fin de valorar su adaptabilidad a los diferentes itinerarios de la ciudad. Con el resultado de las pruebas, conjuntamente con el análisis de viabilidad económica, ambiental y de gestión del servicio, se llega a la conclusión de renovar la flota con buses 100% eléctricos.

imagen

Los quince autobuses que hacen el servicio regular de transporte urbano de Manresa serán sostenibles, después de que el Ayuntamiento ha decidido comprar 8 vehículos 100% eléctricos, que se añadirán a los 7 híbridos que ya están en funcionamiento. Sólo quedarán 3 (los vehículos de reserva) que funcionan con gasóleo.

El Ayuntamiento de Manresa está probando durante esta semana un nuevo modelo de bus urbano 100% eléctrico con la voluntad de añadir los resultados de su eficiencia, autonomía y consumo real, teniendo en cuenta la orografía de la ciudad, en el marco del estudio para la renovación de la flota de buses que se está llevando a cabo.

Actualmente, el servicio de bus urbano de la ciudad, Bus Manresa, dispone de 18 vehículos, 7 de los cuales son híbridos. Dentro del plan de renovación de la flota, se había proyectado comprar dos nuevos vehículos en 2020, uno más en 2021 y tres vehículos más en 2022. En principio, se preveía que fueran híbridos, pero teniendo en cuenta que los nuevos modelos de buses 100% eléctricos han evolucionado mucho desde el punto de vista técnico -sobre todo en lo que se refiere a su potencia y autonomía- se decidió estudiar la viabilidad de la compra de buses 100% eléctricos.

Con las pruebas que se han realizado y el estudio de viabilidad económica, ambiental y de gestión realizados hasta el momento se valora muy favorablemente la adquisición de vehículos eléctricos, ya que todos ellos están dando unos resultados muy positivos en estos aspectos.

Por este motivo, a falta del proceso de licitación, que definirá el modelo de bus y el coste unitario definitivo, se decide que se renovará la flota de la concesión de transporte público urbano de la ciudad con buses 100% eléctricos.

Para favorecer económicamente el proceso de licitación se integrarán en la renovación los seis buses planificados, más los dos buses previstos para el 2023. Por lo tanto, se hace un proceso de licitación en un paquete de ocho nueve buses eléctricos para sustituir los buses de gasóleo actuales.

A partir de esta renovación, la flota del bus urbano de Manresa dispondrá de 7 buses híbridos, 8 buses eléctricos y 3 de gasoil (que serán los de reserva). Por lo tanto, prácticamente la totalidad de la flota será con autobuses sostenibles medioambientalmente. Está previsto que el proceso de licitación comience las próximas semanas, y el nuevos vehículos podrían llegar a lo largo del 2022.

Con esta decisión, el Ayuntamiento de Manresa y Bus Manresa hacen una apuesta clara por la eficacia, la confortabilidad y la sostenibilidad, lo que provocará una reducción drástica del uso de combustibles fósiles en la flota de autobuses urbanos, por tanto , de emisiones contaminantes, y también una reducción muy importante de ruido, lo que mejora la confortabilidad tanto de los usuarios del transporte público como del resto de personas.

Esta semana, una nueva prueba

El bus eléctrico que esta semana se está probando está realizando el test sin viajeros y siguiendo los recorridos de diferentes líneas del servicio a fin de valorar su adaptabilidad a los diferentes itinerarios. Está identificado como «bus en pruebas». Se trata del modelo ‘Volvo 7900 eléctrico’, que dispone de un motor eléctrico de 200 kw para su propulsión. Dispone de un sistema de almacenamiento de energía mediante baterías de ión-litio, con una energía instalada de 330 kwh y una potencia de carga de 150 kw. Este modelo permite tanto la carga rápida en parada como la carga mediante cable, lo que da mucha flexibilidad a la hora de la planificación operativa.

Ventajas de los buses eléctricos para la ciudad

Actualmente las ciudades tienen tres grandes retos en relación con la movilidad: la calidad del aire, el ruido y la congestión del tráfico.

El uso del transporte público en las ciudades mejora todos los aspectos mencionados. Los autobuses tienen alta capacidad de viajeros y, si viajan más personas juntas, se puede reducir el uso del vehículo privado en la ciudad, reduciendo la congestión del tráfico, la contaminación del aire y el ruido. Si además se hace con buses cero emisiones, que pueden operar en zonas sensibles y sometidas a protección medioambiental, no se produce CO2 ni polución en el aire, lo que mejora aún más el confort y la salud en las personas que viven o visitan la ciudad. También es importante destacar que con los buses eléctricos las emisiones acústicas se reducen al mínimo.

Muchos de estos modelos de autobuses también disponen de sensores de presencia de peatones en la calzada, para asegurar el objetivo de cero accidentes.

Aparte de la evidente mejora medioambiental, todos los vehículos están fabricados con el objetivo de alcanzar la máxima confortabilidad para sus usuarios: son silenciosos, perfectamente climatizados, con arranques y llegadas suaves, un entorno interior amplio y 100% accesibles.

Costes y viabilidad técnica de los buses eléctricos

En cuanto al estudio de viabilidad económica, destaca el menor coste en consumo: el coste de la electricidad para la carga de las baterías es considerablemente menor al coste del consumo del gasóleo; los costes de mantenimiento de los motores eléctricos también son menores y existe la posibilidad de entrada a subvenciones europeas que se están preparando. Por el contrario, el coste de adquisición es superior y requiere de un coste de infraestructura eléctrica en las cocheras para la recarga nocturna de las baterías.

La autonomía y la potencia, que en las primeras versiones de autobuses eléctricos eran un handicap para su uso en Manresa -ya que en la ciudad hay muchos pendientes y se requiere de una potencia elevada- ha podido constatar con las pruebas realizadas que todos los buses alcanzan los requerimientos necesarios, tanto de potencia motor como de autonomía, para ser utilizados durante toda la jornada de servicio, que en algunos casos de las 5.20 de la mañana a las 24 horas, como es el caso de la L8.

documentos relacionados

  • imagen





(*8*)Publicación original

El Ayuntamiento de Manresa renovará la flota del bus urbano de la ciudad con la compra de 8 nuevos buses 100% eléctricos
Etiquetado en:                                                
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: