El Ayuntamiento de Manresa pone en marcha un conjunto de actuaciones en materia de vivienda con el objetivo principal de movilizar pisos vacíos para destinarlos a fines sociales


Movilizar el parque de vivienda vacía con el objetivo de alcanzar más pisos sociales, ya sea con acuerdos con grandes tenedores oa través de ayudas y medidas dirigidas a pequeños tenedores es uno de los grandes retos que se ha fijado el Ayuntamiento de Manresa en materia de vivienda. Otras apuestas son trabajar por una mejora general del parque de viviendas; implementar medidas para garantizar el derecho de entrada a la vivienda; y poner énfasis en las políticas de gestión de suelo.

imagen

La negociación con grandes tenedores para obtener vivienda para personas o familias en riesgo de exclusión y, prioritariamente, colaborar con personas pequeño tenedoras de la ciudad -el 73% de la vivienda vacía está en sus manos- para que pongan en el mercado sus pisos, son algunas de las principales líneas estratégicas que se ha marcado el Ayuntamiento de Manresa, y que se expusieron a los grupos municipales y al tejido asociativo en la darera Mesa de la Vivienda, que tuvo lugar el pasado lunes. Este miércoles, las medidas han sido presentadas en rueda de prensa por el alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia, y el concejal de Vivienda, Jamaa Mbarki El Bachir.

Las actuaciones estratégicas que implementará el Ayuntamiento -algunas de las cuales ya se han iniciado y otros están en trámite- tienen por objetivo paliar el déficit en las diversas tipologías de vivienda: de emergencia (para atender situaciones urgentes ); social (para dar respuesta a personas y familias en riesgo de exclusión residencial); asequible (vivienda de protección oficial); y dotacional (por sectores con necesidades específicas, tales como jóvenes, mayores, o personas con dificultades para regularizar su situación administrativa). Como ha indicado el alcalde, «las políticas de vivienda deben ir dirigidas a un abanico tipológico de vivienda diverso».

Movilizar vivienda vacía

El concejal de Vivienda, Jamaa Mbarki elbach, explicó tres de las principales líneas estratégicas, la primera de las cuales encamnada a movilizar la vivienda vacía. El concejal ha recordado que Manresa dispone de una bolsa importante de pisos vacíos. Según datos de enero de 2021, en la ciudad hay 7.352 viviendas sin empadronamiento. Aunque la cifra se ha ido reduciendo (superaban los 8.000 en 2017), el objetivo del gobierno municipal es movilizar este tipo de vivienda para dedicarlo a fines sociales. recientemente se ha firmado un convenio con la Sarebque ha permèsla incorporación de 40 nueve pisos de alquiler social. Con este paquete, la bolsa de vivienda social municipal, para dar respuesta a personas y familias en riesgo de exclusión residencial en la ciudad, crece el 60% y pasa de 67 a 107, y puede seguir aumentando porque el obejctiu es que el acuerdo con la Sareb tenga continuidad.

Asimismo, Mbarki ha detallado que el Ayuntamiento tiene interés para formalizar la adquisición de varios pisos por la vía del sistema de tanteo y retracto o aprovechando ofertas ventajosas de entidades financieras, lo que podría permitir llegar a doblar e incluso triplicar la bolsa actualmente disponible de viviendas de emergencia (aquellos que se utilizan para casos extremos y en momentos puntuales, para dar con situaciones de urgencia), que actualmente es de 4.

Asimismo, el regidor ha incidido en que el objetivo general que se ha marcado el Ayuntamiento en relación a los grandes tenedores «es seguir negociando para llegar a acuerdos», pero marca que a la vez «mantendremos la firmeza respecto al cumplimiento de sus obligaciones «.

Incentivar los pequeños tenedores

La segunda línea estratégica pone el punto de mira en los pequeños tenedores (propietarios de entre 1 y 15 pisos), que acumulan el 73% de toda la vivienda vacío que hay en la ciudad. Por este motivo, «es objetivo prioritario intensificar de manera clara la tarea para poner en el mercado toda esta bolsa de vivienda», afirmó Mbarki, que ha recordado que en el pleno del mes de mayo ya se aprobaron varias líneas de ayuda dirigidas a pequeños tenedores para incentivar que pongan sus pisos vacíos en alquiler social.

Estas medidas son:

-Otorgar subvenciones para compensar la propiedad con un importe de alquiler social en casos de impago o de ocupación por parte de una familia en situación de vulnerabilidad y en riesgo de exclusión social.

-Bonificar el 100% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para aquellas personas propietarias que participen en programas de alquiler social del Ayuntamiento.

-Ampliar la cobertura del Avall Alquiler establecida por la Generalidad de Cataluña, que es de seis meses, con tres meses más.

El Ayuntamiento también dedicará recursos a adquirir viviendas de pequeños tenedores, procedentes de herencias o que necesitan reformas que no pueden asumir, y que se constituyen un problema para estas personas.

Medidas para mejorar el parque de vivienda existente

La tercera línea importante de actuaciones tiene que ver con mejorar el parque de vivienda actual, una parte importante del que está en malas condiciones o presenta un envejecimiento importante.

Entre otros, el Ayuntamiento ofrece estímulos para la rehabilitación y reforma de vivienda, a cambio su uso social o asequible. En este contexto, una de las medidas del consistorio será otorgar ayudas de hasta 2.000 euros para la obtención de la cédula de habitabilidad. Igualmente, se concederá el anticipo de la renta de alquiler de hasta un año para la rehabilitación de reformas; y se concederán ayudas a la rehabilitación de viviendas (hasta una cantidad de 15.000 euros), a cambio de que se cedan a Foro para ser destinados a alquiler social o asequible. Una vez incorporados a la bolsa de alquiler social o asequible, quedarán protegidos por las medidas que se han explicado antes (Aval Alquiler municipal prorrogado, bonificación de IBI en caso de uso social y la póliza de seguro multirriesgo que, en este caso, aporta la Agencia Catalana de la Vivienda).

Por otra parte, en coherencia con la aprobación de la prórroga de Manresa en las áreas de mercado tienes de la ley de contención de rentas, el concejal Mbarki ha explicado que el Ayuntamiento de Manresa defensa del índice de referencia como herramienta eficaz para asegurar el precio de los alquileres. Este índice -aprobado por el Parlamento de Cataluña para unos sesenta municipios con alta demanda de vivienda- permitirá frenar la tendencia al alza de los precios del alquiler en la ciudad. Asimismo, permitirá arrimar a este índice la retribución que obtienen las personas que ceden pisos a la bolsa de alquiler social o asequible que gestiona Foro.

Además, tal como se aprobó en el Pleno Municipal de este junio, el Ayuntamiento ha iniciado un estudio para sacar adelante un programa para la ayuda e intermediación a la instalación de ascensores en el Centro Histórico en edificios residenciales, y mantiene las dotaciones de 50.000 para la concesión de microcréditos para rehabilitaciones, y 30.000 euros en proyectos de granja urbana.

Políticas de suelo

La cuarta y última línea estratégica se refiere a las políticas del suelo y ha sido explicada por el alcalde, Marco Aloy Guardia, que ha afirmado que el urbanismo es la herramienta más importante de que dispone el Ayuntamiento para obtener nueva vivienda asequible ( de protección oficial). En todos los nuevos suelos de desarrollo está previsto un mínimo del 30% de vivienda de protección oficial y es el consistorio quien tiene la potestad y las competencias para desarrollarlos. Con todo, el alcalde ha subrayado que crear vivienda nueva tiene un coste altísimo y que, por tanto, es imprescindible crear alianzas con otros actores.

En este sentido, pues, el Ayuntamiento está siguiendo tres líneas de actuación: activar parcelas municipales que ya son edificables, desarrollar sectores de transformación de iniciativa pública y hacer un compañía a aquellos sectores de iniciativa privada que tienen vivienda de protección oficial.

En cuanto a las parcelas municipales con condición de solar, ya es sabido que, por primera vez, se sacó a concurso un modelo de vivienda cooperativa en la plaza Hospital. El resultado será la de 18 viviendas, 11 de los cuales son de protección oficial. Ya se ha pedido licencia y esperan que este mismo año comiencen las obras. También en una parcela en la calle Doctor Zamenhoff habrá 12viviendas de protección oficial que construirá y gestionará una empresa privada a través de un derecho de superficie. Las obras están a punto de empezar.

Por otra parte, se están cerrando los trabajos de estudio para destinar uno de los edificios municipales de la calle Vallfonollosa como viviendas dotacionales, lo que permitiría poner a disposición de la ciudad vivienda para colectivos determinados (en este caso el col Colectivo joven) utilizando la modalidad de la cesión del derecho de superficie destinado a una entidad o cooperativa sin ánimo de luicre que pudiera ejecutar estas viviendas.

El consistorio también dispone de parcelas municipales en la calle Pilar Bertran Vallès (Sagrada Familia) con capacidad para 55 viviendas, todos ellos de titularidad pública; de una parcela en la calle Joan Vilanova (Tossal de Cigalons), con 32 viviendas públicas posibles y dos parcelas en la zona de la calle Concordia con capacidad para hasta 81 viviendas.

En cuanto a los sectores de desarrollo, el más avanzado es la Alcoholera, en el barrio de la Carretera de Santpedor, de iniciativa privada, que permitirá construir un total de 99 viviendas, 30 de los cuales serán de protección oficial.

En cuanto a los sectores de iniciativa pública, el Ayuntamiento está trabajando para desarrollar el sector Barreras (33 viviendas) y el sector del Rosellón, que permitiría dotar de condición de solar una parcela pública con posibilidad de 36 nuevas viviendas de titularidad pública.

El alcalde Aloy ha destacado que la suma de todos los proyectos hace que, en los próximos años, se puedan llegar a ganar casi 300 viviendas nuevas, la mayoría de los cuales en parcelas municipales que ya tienen la condición de solar. En este sentido, explicó que se está trabajando con diversos agentes para poder consolidar proyectos: «construir es muy caro y por ello necesitamos tejer alianzas para incorporar el máximo de vivienda asequible en la ciudad».

Durante la presentación de las medidas, el alcalde ha agradecido la labor de la Concejalía de Vivienda «por el importante trabajo» que se ha estado haciendo en la planificación de todas las medidas. En este sentido, ha detallado que fue precisamente este trabajo de planificación la que no permitió que el año pasado se gastara todo el presupuesto que en un inicio se había previsto para 2020 para políticas de vivienda, ya que se ‘estaba en una fase de planificación estratégica. Ahora, con todas las políticas dibujadas, ha llegado la hora de empezar a ejecutar. Por este motivo, explicó que el dinero que no se gastaron en 2020 se incorporarán a la partida de Vivienda de este 2021. Además, ha detallado que, si es necesario, también se incorporará remanente del superávit y se harán las modificaciones de crédito que hagan falta para destinar una partida más importante.

documentos relacionados

  • imagen





Publicación original

El Ayuntamiento de Manresa pone en marcha un conjunto de actuaciones en materia de vivienda con el objetivo principal de movilizar pisos vacíos para destinarlos a fines sociales
Etiquetado en:                                                                    
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: