El artista Gonzalo Borondo pinta un mural de grandes dimensiones en Manresa


La obra se está realizando en la calle Arbonés esta semana y quiere ser una interpretación de las destrucciones y reconstrucciones que a lo largo de la historia ha sufrido la ciudad. Esta intervención forma parte de los proyectos de arte urbano que desde el Ayuntamiento de Manresa impulsan con finalidad de buscar nuevas vías de participación ciudadana a través del arte y el urbanismo en diversos espacios públicos de la ciudad.

imagen

Desde el pasado día 31 de agosto y hasta este domingo día 5 de septiembre del artista Gonzalo Borondo realiza una pintura mural de grandes dimensiones en la pared medianera de la calle Arbonés, ante los Juzgados.

Esta intervención forma parte de los proyectos de arte urbano que desde el Ayuntamiento de Manresa impulsan con finalidad de buscar nuevas vías de participación ciudadana a través del arte y el urbanismo en diversos espacios públicos de la ciudad, queriendo reivindicar el arte urbano. Con la voluntad de explorar nuevos espacios de expresión artística y promover la eclosión de lenguajes ligados a la llamada «cultura urbana». También se quiere lograr fomentar el descubrimiento de espacios desconocidos o poco transitados, la valoración de ámbitos urbanos en proceso de degradación urbana en el Centro Histórico y la apropiación social del espacio público como escenario de expresión y difusión artística.

Desde el punto de vista del público, se quiere favorecer unas formas de expresión artística destinadas a la juventud, que normalmente encuentran su espacio al margen de las instituciones y equipamientos culturales, explorando nuevas vías de participación y de sensibilización cultural y artística. Y, desde el punto de vista de promoción de la ciudad, la intención es añadir un nuevo centro de interés cultural para atraer nuevos visitantes.

El artista

Gonzalo Borondo nace en Valladolid en 1989. Al poco tiempo la familia este trasladaría a Segovia, donde creció y vivió hasta el 2033. Entonces, se trasladó a Madrid, donde su conexión con el grafito, el activismo y los grupos de arte alternativos se convertirían en una verdadera escuela para él.

Comenzó a trabajar en el espacio público impulsado por el deseo de hacer frente una dimensión col • lectiva, explorando la relación compleja entre el arte y «el público, primero con un espíritu político y más tarde con un espíritu más poético.

Sus obras suelen ser fruto del diálogo con el lugar y el contexto en el que trabaja en cada momento, desde el encuentro con la memoria e historia de los lugares y personas: «el contexto crea la obra, que cambia (con) el espacio. Crea, así, proyectos específico del sitio.

La base de la investigación artística de Borondo es la experimentación, enfocada a expandir los recursos de la pintura a disciplinas, soportes y prácticas estéticas diversas. El corazón de su poesía es buscar lo sagrado y la naturaleza sutil del psique humana.

Realiza pinturas e instalaciones de arte público en todo el mundo (Estados Unidos, India, Europa …) y ha ganado el Premio Arte Laguna (distinción internacional de arte contemporáneo y diseño de Venecia) en el apartado de » Land Art y Urban Art «en 2018.

La heterogeneidad de su obra hace complicado asignarle un estilo o un género concretos. Cada proyecto supone encontrar nuevos caminos y asumir nuevos riesgos. Sin embargo, el que los unifica todos, como dice el propio artista, es su intención de crear lugares, atmósferas, donde pueda hacer latir al espectador y vidas del espacio intervenido.

La obra

Leyendo un poco sobre la historia de Manresa, y una vez aquí, en Borondo le ha interesado como la ciudad ha sufrido más de una destrucción a lo largo de la historia y como se ha ido reconstruyendo. Como la tendencia humana es la de construir, reconstruir …

La notoriedad de algunos hechos históricos de destrucción y reconstrucción lo ha cautivado, como algún incendio, o como por ejemplo cuando el siglo XX algunas iglesias se destruyeron, otros no, y desde las que se destruyeron algunas se reconstruyeron, y otros no …

A partir de esta historia del lugar imagina una destrucción que no ha pasado, que no ha existido, porque de hecho vemos y tenemos al lado del elemento que se destruye en su proyecto.

La obra, con un lenguaje poético que no quiere ser ni narrativo ni explícito, va avanzando y quisiera añadir algún otro elemento de la historia de Manresa (quizás la Luz?). Gonzalo no lo acabo desde desvelar …

documentos relacionados

  • imagen





Publicación original

El artista Gonzalo Borondo pinta un mural de grandes dimensiones en Manresa
Etiquetado en:                            
× +info?
A %d blogueros les gusta esto: